Ryanair no desaprovecha ni una ocasión para conseguir publicidad gratis gracias a polémicos anuncios. Ahora le vale la mala situación económica española y el rescate europeo de sus bancos para promocionar sus vuelos.

Ryanair ha lanza una campaña europea para “apoyar la economía española” bajo el lema Este verano quédate en España, ¡te necesita!. Ryanair insta, tanto a españoles como a clientes de otros países europeos, a pasar sus vacaciones de verano en España y así apoyar la economía del país. Los vuelos adscritos a esta camapaña se venden desde 12,99 euros y estarán disponibles hasta la medianoche del 18 de junio.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Amsterdam – Que hacer en un fin de semana

Ámsterdam es una impresionante mezcla de lo viejo y lo nuevo, lo distinguido y lo sórdido, lo conservador y lo sobresaliente.  Importante centro de negocios, es una meca de los museos, un paraíso para los amantes de la historia y la arquitectura que se torna una delicia para visitar en cualquier momento del año.  Cuenta con innumerables canales rodeados de calles arboladas, estrechas casas gablonadas y almacenes del siglo XVII, que hacen de Ámsterdam una mina arquitectónica.

Con 750.000 habitantes, Ámsterdam es mucho más pequeña (no por ello menos interesante) que muchas capitales europeas. Y aunque no es uno de los destinos más baratos de Europa, Ámsterdam es perfectamente accesible para los viajeros de empresa con presupuestos reducidos.

Ir y volver del aeropuerto
El aeropuerto internacional de Schiphol es el cuarto más concurrido de Europa y está a sólo 18km. (11 millas) del centro de Ámsterdam.  La mejor manera de llegar al centro es en tren.  El tren sale desde Schiphol Plaza, en el propio aeropuerto durante las 24h y el recorrido dura unos 15min. Se pueden comprar los billetes en los mostradores o en las máquinas amarillas de autoventa.  Un billete de ida cuesta 3.80€ en segunda clase (unos $4.67 dólares).

Moviéndose por Ámsterdam
Una vez en la ciudad, comprobará que Ámsterdam es sobre todo una ciudad para pasear, ya que puede atravesar el casco antiguo en 30minuntos y llegar a las afueras en una hora.  Si usted se pierde entre tantos canales y puentes y saca un mapa para encontrar el camino, no se sorprenda si alguien se ofrece a ayudarle: los habitantes de Ámsterdam están siempre dispuestos a ayudar y prácticamente todos hablan inglés. 

No se pierda:

  • Pasee por los canales y puentes de Ámsterdam
  • Alquile una bicicleta  y muévase por la ciudad – es barato y ecológico
  • Pruebe la sabrosa comida callejera holandesa¡y hasta su bolsillo se sentirá lleno!
  • Pasée por los museos con su tarjeta anual Museumjaarkaart
  • Compre recuerdos en los mercadillos y mercados de flores

 Es mejor evitar conducir por la ciudad, especialmente en la zona de Grachten –es difícil encontrar aparcamiento y puede costarle hasta 4€ la hora.  Si usted va en coche, déjelo en el aparcamiento del Olympia Stadium y compre un billete Park&Ride para llegar al centro en tranvía.  El viaje le llevará 20 minutos y cuesta sólo 6€ por 24 horas de aparcamiento e incluye el transporte público gratuito.

Los taxis de Ámsterdam están entre los más caros de Europa: bajada de bandera y dos kilómetros cuesta 7,50€ y la tarifa por kilómetro es de 2,20€.
La red de tranvía es amplia y fiable.  Las tarifas se calculan por zonas (el centro de la ciudad es zona 1) y son válidos por una hora desde el momento en que se sella el billete.  Los billetes sencillos para una o dos zonas cuestan de 1.60€ a 2.40€.  Si está planeando su viaje antes de llegar, el sitio de Web del sistema público de transporte, www.gvb.nl contiene mucha información útil.

Pero recuerde, esto es Ámsterdam.  Si no lleva su mejor traje, ni lleva mucho equipaje…  ¿porqué no ir en bicicleta?  Es barato, ecológico y es como se mueven los locales. Muchos hoteles alquilan bicicletas y hay multitud de empresas de alquiler por toda la ciudad.  Cuente con unos 7€ a 10€ por día por el alquiler.

http://follow-up.bcdtravel.com/resources/403/My_Images/In_Motion/AMS_frites2.jpg¿Dónde comer?
Acaba de llegar a la ciudad y está muerto de hambre…   No se asuste por la infinidad de puestos de platillos que hay justo a la salida de la estación Centraal.  La buena comida no está lejos.   

Para los realmente concienciados con el presupuesto, los puestos callejeros ofrecen mucha  comida, variada y barata.  No se pierda las patatas fritas para llevar de Het Vlaamse Vriethuis en Voetboogsteeg (inspiradas en las friten belgas pero con un toque local al añadirle mayonesa, salsa indonesa de cacahuetes y cebolla picada).  Sabrá cuáles son los mejores puestos por la fila que verá delante de la ventana de pedidos.

Otro plato típico son los “haring broodjes,” bocadillos de arenque crudo cortado.  Si no le agrada el pescado, busque las furgonetas que venden “stroopwafels” (dos delgadas galletas unidas por un sirope de canela).

Si lo que le apetece es algo más sustancioso que los platos callejeros, vaya a Pancakes!, situado en el barrio comercial de Negen Straatjes, para tomar las tradicionales tortitas holandesas con manzana y azúcar glasé, las sabrosas variedades de espinacas y queso de cabra.  Otro local famoso es Hap-Hmmm, donde se puede comer cocina holandesa tradicional a precios muy, muy bajos. 

Si lo que quiere es darse un buen gusto, diríjase a Blauw aan de Wal, una joya gastronómica en un rincón de un estrecho callejón del Barrio Rojo.  La impecable decoración, los platos de influencia mediterránea y una buena carta de vinos se combinan para agradar al viajero más exigente.  En verano, opte por una mesa en la terraza a la sombra de los árboles.

¿Qué hacer?
Si tiene la suerte de tener tiempo libre, encontrar algo fabuloso que hacer o ver es muy fácil: simplemente es complicado elegir entre el amplio abanico de posibilidades.

Los holandeses están locos por los museos.  Si tiene tiempo, puede visitar museos dedicados a todo, desde los tulipanes o el vodka, al arte fluorescente y motores de barcos del siglo XIX.

El Museo Van Gogh y el Rijksmuseum son los principales museos de arte, pero existen multitud de opciones, tales como las “casas-museo” que abundan en la ciudad, incluyendo las de Anna Frank y Rembrandt.  Si la visita al Rijksmuseum está en su lista, debe tener en cuenta que gran parte del edificio está cerrado por renovación hasta finales de 2010.  Sin embargo, unas 200 obras maestras se pueden aún disfrutar.

Las entradas a los museos pueden ser un gasto importante; pero si el trabajo le lleva a Ámsterdam habitualmente, considere invertir en una billete anual Museumjaarkaart por 35€, que le permitirá entrar gratis a la mayoría de museos estatales y municipales.

http://follow-up.bcdtravel.com/resources/403/My_Images/In_Motion/vondelpark12.jpgSi planea visitar muchas de las atracciones e instituciones de la ciudad, considere la opción de comprar una Ámsterdam Card de uno, dos o tres días (http://www.iamsterdamcard.com), que le permitirá viajar gratis en el transporte público, le ofrece descuentos en restaurantes, un viaje gratis por los canales y la entrada a muchos museos.

El verano es la mejor época para dar un paseo o hacer un picnic en alguno de los parques de Ámsterdam. Por ejemplo,  Vondel Park en el barrio de Oud Zuid.  Los amantes de la música deben recordar que la mayoría de los famosos festivales musicales de verano de Ámsterdam son completamente gratuitos, y que algunas instituciones culturales ofrecen actividades gratuitas tales como los conciertos a la hora del almuerzo en el Concertgebow.
De tiendas
Los holandeses siempre han sido grandes comerciantes, y en Ámsterdam, los compradores se vuelven locos por la enorme diversidad de tiendas.  Leidsestraat, Kalverstraat, Nieuwendijk y Damrak son parte de las clásicas rutas de compras donde se concentran los grandes almacenes, tiendas de moda y recuerdos.  Las más exclusivas tiendas de moda, boutiques, joyerías y zapaterías se encuentran principalmente en Van Baerlestraat, PC Hoofstraat y Rokin.  Explore los estrechos callejones entre los canales y descubrirá pequeñas y originales tiendas.

Ninguna visita a Ámsterdam está completa sin una visita al Mercado de las Flores.  El mercado de Albert Cuyp, el mercadillo de Waterlooplein ó Noordermarkt (donde se celebra un mercado para granjeros cada sábado) ofrecen los encantos de los mercados de antaño, así como divertidos recuerdos y regalos para llevar a casa.

Ámsterdam es también un importante centro de comercio de diamantes, por lo que no es raro que los precios aquí sean más asequibles que en otros lugares.  Hay recorridos guiados por talleres de diamantes que le permiten ver diamantes (normalmente muy pequeños) siendo cortados y pulidos como se ha hecho durante siglos.

< |||| > 1 2 3 4 5