Como ya informamos del proyecto firmado entre Iberia y Alsa el pasado 20 de Enero “Iberia y Alsa – Proyecto para combinar avión y bus” el proyecto se ha materializado presentando el pasado Jueves Bus&fly, un producto que permite combinar en un único billete, los trayectos en autobús de ALSA a/desde diferentes provincias españolas con los vuelos internacionales de Iberia.

Según informaron ambas compañías en un comunicado “Bus&fly es el producto de intermodalidad más avanzado de Europa entre autobús y avión, ya que la compra del mismo puede realizarse a través de los sistemas globales de reservas que manejan las agencias de viajes de todo el mundo”.

Para el lanzamiento de del producto se han elegido cinco ciudades piloto: Albacete, Burgos, Lorca, Soria y Valladolid.

Cada año, más de 66.000 pasajeros se desplazan desde allí a la T4 del aeropuerto de Madrid para coger su vuelo y, a partir de ahora, las estaciones de autobuses de estas ciudades cuentan con un código IATA, que facilita su comercialización desde cualquier agencia de viajes, y les otorga a estas ciudades mayor presencia internacional y acceso a nuevos mercados.

Alsa ofrece diariamente más de 40 servicios de autobús que unen estas cinco ciudades y la T4 del aeropuerto de la capital española, donde los clientes del producto bus&fly podrán conectar con los cerca de 100 destinos internacionales de Iberia en Europa, América, África y Oriente Medio.

 

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Ryanair permitira los cambios sin costes en sus billetes

Ryanair da un paso en su intento por cambiar la imagen que el viajero tiene de la compañía y ha decidido lanzar el próximo año tarifas flexibles que permitan el cambio de vuelo sin coste adicional con la intención de captar al segmento business.

Tal y como ha reconocido su CEO, Michael O’Leary, la low cost irlandesa está tratando de aprender en este campo de su gran rival EasyJet. “Podemos aprender de todo lo que (EasyJet) ha hecho bien. Ellos lo están haciendo bien y nosotros estamos buscando nuevas bazas”, asegura.

Hasta ahora los clientes de Ryanair que querían cambiar su billete a un vuelo anterior o posterior debían comprar uno nuevo y pagar íntegramente su precio. Este, entre otros factores, le ha hecho perder cuota de negocio frente a sus competidores y le ha llevado a revisar a la baja sus beneficios dos veces en apenas dos meses.

El lanzamiento de las tarifas flexibles, “un producto específicamente diseñado para pasajeros de negocios”, según O’Leary, es el último eslabón de una serie de mejoras que está llevando a cabo Ryanair para acabar con su mala imagen y ‘reconciliarse’ con los pasajeros. Entre los cambios más destacados se encuentran la posibilidad de llevar un segundo bulto de mano sin coste, el abaratamiento del recargo por maleta o por reimpresión de la tarjeta de embarque y los “vuelos silencios” a primera y última hora del día.

< |||| > 1 2 3 4 5