La agencia ‘Viajes 2000′, de la Corporación Empresarial ONCE (CEOSA), ha incorporado tres nuevos recorridos turísticos por Noruega, Benelux y Baviera a su oferta de destinos accesibles, destinados a personas con discapacidad, para la próxima

temporada de verano.

La información puede consultarse a través del portal –www.viajes2000accesibles.es–, que es totalmente accesible y garantiza que los hoteles y transportes contratados se adaptan a las necesidades de las personas con distintas discapacidades.

Estos paquetes turísticos cuentan, además, con la asistencia de profesionales sanitarios durante todo el viaje y con material ortopédico auxiliar para el uso de las personas que lo precisen. En concreto, el recorrido de siete días por los países del Benelux comenzará el 20 de julio y se visitará las ciudades de Bruselas, Brujas, Gante, Amsterdam, Marken y Volendam y La Haya.

Los otros dos recorridos se han organizado en agosto. Así, el día 3 comenzará el de Baviera, con visitas a Munich, Innsbruck, Nuremberg y Salzburgo, mientras que el viaje a Noruega se iniciará el día 11 de agosto desde Oslo y recorrerá la región de los Fiordos, con visitas a Geiranger y Bergen, y al glaciar del Parque Nacional de Jostedalsbreen.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Un pasajero ayuda a aterrizar un Boeing 747 de Lufthansa

Un pasajero de la compañía Lufthansa ayudó a aterrizar de emergencia un avión Boeing 747 después de que el copiloto sufriera un feroz ataque de migraña e hizo pasar a la tripulación de la línea aérea de bandera alemana, que transportaba 264 personas, los peores cinco minutos de su vida.
   El pasajero en realidad es un piloto fuera de servicio de la North American Airlines, que al darse cuenta que algo malo sucedía decidió ayudar al comandante, que aceptó de buen agrado la “gentileza”.
El avión de Lufthansa, que viajaba desde el aeropuerto de Newark de Nueva a Frankfurt, aterrizó de emergencia en la estación aérea de Dublin.
La nave quedó allí seis horas hasta que una tripulación de recambio de la compañía sustituyó a sus colegas hasta el destino final.
El piloto en cuestión, que afortunadamente llevaba la licencia para guiar los 747, fue definido por los medios de comunicación que lo llamaron “héroe”, aunque su nombre no trascendió.
La compañía aérea germana, a través de un portavoz, precisó de todos modos que, en aquellas circunstancias, “es absolutamente normal para el comandante continuar conduciendo la nave” solo.
“Si es necesario -añadió el portavoz- el personal de vuelo está adiestrado para ayudar al comandante en fase de aterrizaje. Dicho esto, los esfuerzos del piloto fuera de servicio fueron ciertamente apreciados”.
El copiloto, una vez que tocó tierra el avión, fue inmediatamente transportado a un hospital.
La Unidad Aérea de Investigación de Accidentes (AAIU, por sus siglas en inglés) del ministerio de Transportes irlandés decidió abrir una investigación sobre el incidente.

< |||| > 1 2 3 4 5