El nuevo aeropuerto de Berlín-Brandenburgo no comenzará a funcionar hasta la próxima primavera, para marzo de 2013, yno el 3 de junio como estaba previsto por las autoridades alemanas, según informa el diario ‘Der Spiegel’.

No es la primera vez que la apertura del aeródromo de la capital alemana se retrasa, ya que la puesta en marcha del aeropuerto estaba prevista en un primer momento para junio de 2010, después se aplazó hasta noviembre de 2011, y desde entonces se ha ido posponiendo.

Así, el rotativo hace referencia a las declaraciones de un administrador del aeropuerto que “excluye” la posibilidad de poner en marcha las instalaciones durante este año por los problemas en la adecuación de los sistemas de protección contra incendios.

Compañías aéreas como Air Berlin ya han mostrado en público su preocupación ante los continuos aplazamientos, puesto que la compañía aérea ya había adoptado todas las medidas de infraestructuras y había programado todos sus planes de vuelo.

El consejero delegado de la compañía, Hartmut Mehdorn, señaló hace unos días cuando aún se pensaba que el aeródromo abriría para junio que este retraso iba a suponer un cambio de planes, y todo un “desafío” ya que “todas las partes implicadas tendrán que hacer frente a unos problemas logísticos graves que además conllevarán unos costes adicionales incalculables”.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Las Lowcost cobran hasta por respirar, segun la OCU

La Organización de Usuarios y Consumidores (OCU) cree que viajar ‘low cost’ no es “tan barato”, y aunque han logrado que viajar en avión ya no sea “un lujo”, a su juicio “las compañías cobran hasta por respirar”.

   Debido a las próximas vacaciones de Semana Santa, la OCU ha elaborado una guía en la que recoge los gastos “extra” en los que se incurre cuando se compra un billete de avión en compañías de bajo coste.

   Entre los aspectos más destacados, la OCU destaca que al comprar el billetes por Internet y pagar con tarjeta, dependiendo del tipo sea, pueden llegar a cobrar hasta 10 euros adicionales.

   Además, para poder imprimir la tarjeta de embarque las compañías también añaden un precio extra, que además, en caso de olvidar dicha tarjeta, asciende a 40 euros por imprimirla en el aeropuerto.

   Otros aspectos como elegir asiento o entrar antes en el avión también suponen un coste adicional para el viajero, así como facturar la maleta, ya sea desde casa o en el aeropuerto, aunque las cantidades varían depende de si se hace en un lugar u otro.

   Por todo ello, la OCU ha indicado en la guía que “los abusos de las compañías pasan factura”, por lo que recomienda consultar en la página web de la aerolínea las condiciones, exigencias y limitaciones para evitar “sorpresas”.

   Asimismo, sugiere a los viajeros que no olviden imprimir las tarjetas de embarque, planificar “cuidadosamente” el equipaje y comprobar que las maletas y la bolsa de mano cumplen las medidas y el peso permitido por la aerolínea.

< |||| > 1 2 3 4 5