En el actual contexto de aerolíneas entregadas a recortes, el fabricante italiano de mobiliario de avión Aviointeriors quiere activar un particular prototipo de silla. Se llama Skyrider y, al elevar la altura de la superficie del asiento, hace que el pasajero viaje con las rodillas menos dobladas, que así sobresalen menos, y por tanto permite ubicar la siguiente fila a menor distancia.

De momento los reguladores (European Aircraft Safety Agency, EASA, para Europa; y Federal Aviation Administration, FAA, para EE.UU.) impiden asientos de estas características.

Desde 1978, el espacio medio de una fila de asientos a otra en esa clase ha perdido tres pulgadas (7,62 centímetros), según desveló en su día el diario The New York Times, dato refrendado por la empresa británica Ink-Global, que produce revistas y publicidad para aerolíneas. Se acerca el verano, llegan los vuelos vacacionales, y al viajero se le encoge el ánimo pensando en cómo gestionará sus rodillas. Qué decir de la vana ilusión de llegar a cruzar las piernas.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Un comentario en “Aerolíneas – Ahorrar mas espacio entre filas para mas asientos”

  1. Espero que no lleguen nunca a reducir más el espacio, ya que en muchos viajes me toca sacar las piernas al pasillo para poder estar a gusto y eso que no hago vuelos largos, sino…para morirse!

    Un saludo

Dejar comentario

*

Google tendrá su propio aeropuerto

Google es considerada una de las mejores compañías para trabajar y no es para menos.

La compañía contará con una zona aeroportuaria privada prácticamente solo para ellos en el aeropuerto californiano de San José, valorada en 82 millones de dólares y a poco más de 10 kilómetros de la sede en Mountain View.

Según una nota de prensa emitida por el Aeropuerto de San José, se firmará un contrato de alquiler por 50 años con Signature Flight, una compañía líder en el manejo de aviones corporativos. En esta zona estarán los aviones personales de los directivos de Google entre otros clientes.

Este espacio contará con varios hangares, espacio para acomodar aviones comerciales e instalaciones de mantenimiento de aeronaves. El espacio costará 2,6 millones de dólares anuales y dará unas tasas pagadas a la ciudad que irán desde los 70.000 dólares a 300.000 dólares al cabo de cinco años y 400.000 dólares en impuestos de combustibles. Esta ampliación, además, creará un total de 36 puestos permanentes en el aeropuerto y 370 puestos de trabajo directos e indirectos.

< |||| > 1 2 3 4 5