En el actual contexto de aerolíneas entregadas a recortes, el fabricante italiano de mobiliario de avión Aviointeriors quiere activar un particular prototipo de silla. Se llama Skyrider y, al elevar la altura de la superficie del asiento, hace que el pasajero viaje con las rodillas menos dobladas, que así sobresalen menos, y por tanto permite ubicar la siguiente fila a menor distancia.

De momento los reguladores (European Aircraft Safety Agency, EASA, para Europa; y Federal Aviation Administration, FAA, para EE.UU.) impiden asientos de estas características.

Desde 1978, el espacio medio de una fila de asientos a otra en esa clase ha perdido tres pulgadas (7,62 centímetros), según desveló en su día el diario The New York Times, dato refrendado por la empresa británica Ink-Global, que produce revistas y publicidad para aerolíneas. Se acerca el verano, llegan los vuelos vacacionales, y al viajero se le encoge el ánimo pensando en cómo gestionará sus rodillas. Qué decir de la vana ilusión de llegar a cruzar las piernas.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Un comentario en “Aerolíneas – Ahorrar mas espacio entre filas para mas asientos”

  1. Espero que no lleguen nunca a reducir más el espacio, ya que en muchos viajes me toca sacar las piernas al pasillo para poder estar a gusto y eso que no hago vuelos largos, sino…para morirse!

    Un saludo

Dejar comentario

*

Las Lowcost cobran hasta por respirar, segun la OCU

La Organización de Usuarios y Consumidores (OCU) cree que viajar ‘low cost’ no es “tan barato”, y aunque han logrado que viajar en avión ya no sea “un lujo”, a su juicio “las compañías cobran hasta por respirar”.

   Debido a las próximas vacaciones de Semana Santa, la OCU ha elaborado una guía en la que recoge los gastos “extra” en los que se incurre cuando se compra un billete de avión en compañías de bajo coste.

   Entre los aspectos más destacados, la OCU destaca que al comprar el billetes por Internet y pagar con tarjeta, dependiendo del tipo sea, pueden llegar a cobrar hasta 10 euros adicionales.

   Además, para poder imprimir la tarjeta de embarque las compañías también añaden un precio extra, que además, en caso de olvidar dicha tarjeta, asciende a 40 euros por imprimirla en el aeropuerto.

   Otros aspectos como elegir asiento o entrar antes en el avión también suponen un coste adicional para el viajero, así como facturar la maleta, ya sea desde casa o en el aeropuerto, aunque las cantidades varían depende de si se hace en un lugar u otro.

   Por todo ello, la OCU ha indicado en la guía que “los abusos de las compañías pasan factura”, por lo que recomienda consultar en la página web de la aerolínea las condiciones, exigencias y limitaciones para evitar “sorpresas”.

   Asimismo, sugiere a los viajeros que no olviden imprimir las tarjetas de embarque, planificar “cuidadosamente” el equipaje y comprobar que las maletas y la bolsa de mano cumplen las medidas y el peso permitido por la aerolínea.

< |||| > 1 2 3 4 5