En la isla de Santa Helena, ubicada a 6134 km de Puerto Argentino; el gobierno de Cameron financia allí la construcción de una terminal aérea internacional.

A 5500 kilómetros al noroeste de Buenos Aires y 2800 al oeste de Luanda (capital de Angola), Gran Bretaña desempolva sus planes de crear un aeropuerto en la isla de Santa Helena, uno de sus territorios de ultramar. Esta será la alternativa de Londres frente a los vuelos que parten desde Punta Arenas (Chile) hacia las islas Malvinas.

El aeropuerto de Santa Helena -una isla mundialmente conocida por ser el lugar donde falleció Napeón Bonaparte- costará 314,6 millones de dolares y será íntegramente financiado por el gobierno de Gran Bretaña, según consigno la cadena BBC el 3 de noviembre pasado.

De hecho, tres días después de la firma del contrato (hace casi tres meses), medios estadounidenses ya mencionaban la posibilidad del puente áereo Santa Helena – Malvinas, a 6134 kilómetros de distancia que representan unas 7:40 hs de vuelo.
La empresa sudafricana de ingeniería Basil Read será la encargada de construir, administrar y operar la terminal aérea, la cual estaría lista en 2015 según las estimaciones preliminares.
De acuerdo al sitio web oficial del (futuro) aeropuerto, la terminal tendrá una posta de 2250 metros de largo que permitirá el aterrizaje de aviones de la talla de los Airbus A320 y Boeing 737-800 (con capacidad de hasta 200 pasajeros cada uno).
Los habitantes de Santa Helena (6500 aproximadamente) se verán beneficiados por este emprendimiento, que será fuente de ingresos por mayor flujo de turistas y creará empleos directos. Esta isla recibe anualmente desde Londres un presupuesto cercano a U$S 30 millones.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Los españoles, los europeos que menos tiempo dedican a planificar viajes

En este país se tarda 39 días en escoger un destino para el verano mientras que el promedio se sitúa en 55 días en nuestro entorno. En Holanda se dedican hasta 81 días de antelación.
20130606-224644.jpg

España se sitúa a la cola de Europa en cuanto a tiempo de antelación en la planificación de sus vacaciones, mientras que Holanda se alza con la primera posición con 81 días de antelación, seguida de Alemania con 64 días de antelación.

En los últimos cinco años, la media europea ha ascendido de los 45 a los 55 días de planificación de las vacaciones, frente al descenso de 40 a 39 días de media de la planificación española. Este estudio pone de manifiesto que, mientras la tendencia europea es ampliar el número de días para planificar las vacaciones, en España ocurre todo lo contrario, ya que los nacionales buscan las ofertas de última hora.

Desde el portal aseguran que “reservar con más antelación permite al turista disponer de una oferta más amplia para poder encontrar un alojamiento ajustado a sus gustos y necesidades”.

< |||| > 1 2 3 4 5