Iberia e Iberia Regional Air Nostrum, ponen a disposición , un nuevo servicio de asignación previa de asiento que permitirá a la mayoría de sus pasajeros, de forma totalmente voluntaria y mediante el abono de un cargo,  seleccionar su asiento en cabina de Turista, antes de la facturación on-line o de la facturación presencial en el aeropuerto, con independencia del nivel de tarifa que hayan adquirido.

 Las principales características de este servicio son : 

  • Aplica exclusivamente en vuelos operados por Iberia e Iberia Regional Air Nostrum.
  • El pago del asiento podrá realizarse desde el momento en que el billete esté emitido
  • Por razones de seguridad el uso de los asientos de emergencia incluidos los turistas XL, siguen estando sujetos a determinados requisitos
  • En tiempo de autocheckin online o de facturación en el aeropuerto los asientos que estén sin reservar , serán gratuitos para todos los pasajeros.
  • No aplica ni los descuentos de niños ni deducciones de residencia o familia numerosa.
  • No es imprescindible que todos los pasajeros del PNR hagan la preasignación de pago de asiento y esta sólo se realizará en los trayectos que el pasajero desee.

 Los precios de los asientos desde el 7 de septiembre de 2011 son:

Asiento Estándar   Asiento XL     Importe por trayecto para viajes:

4 €

10 €

 Domésticos dentro de la Península y entre Península y Baleares o Melilla

10 €

15 €

 A/desde Canarias, Europa, Norte de Africa, Africa Central y Oriente Medio

25 €

60 €

 Intercontinentales – América y Sudáfrica

 …

 

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Orizonia intenta eludir concurso de acreedores a la espera de refinanciar su deuda

Orizonia, uno de los principales conglomerados turísticos del sector, ha rechazado la oferta de compra que Barceló había puesto sobre la mesa para adquirir el grupo turístico que preside Fernando Conte, oferta que incluía una inyección de capital de 60 millones de euros.

Hasta la fecha, Carlyle era el mayor accionista de la compañía turística, adquirida a la familia Fluxá (Grupo Iberostar) por 900 millones de euros en 2006. El private equity estadounidense tenía el 55% del capital de Orizonia, mientras que el 36% restante estaba en manos de Vista Capital, que seguirá con una posición minoritaria. En los próximos días, cuando se firme la refinanciación, la sociedad inversora del Santander ayudará a ICG conformar un nuevo núcleo duro tras la conversión de unos 230 millones de euros de deuda subordinada en capital.

La recomposición accionarial se va a producir porque Vista Capital e ICG (ya tenía el 5%) han acordado aportar más capital para salvar a la compañía de caer en manos de la banca. Según varias fuentes próximas a las conversaciones, la inyección de dinero fresco ronda los 80 millones de euros, una ampliación de capital a la que se ha negado a participar Carlyle. La sociedad estadounidense ha rechazado poner más fondos en Orizonia, lo que unido a la conversión de parte de la deuda subordinada en acciones le dejará sin apenas participación en la compañía.

La refinanciación y el consecuente cambio de dueños se firmarán en los próximos días, según distintas fuentes financieras. De esta manera, Orizonia se queda con una estructura de pasivo “flexible” y acorde a los ingresos y al beneficio operativo esperado para que pueda seguir su actividad tradicional. Iberotravel Vacations Holding, la instrumental participada por Carlyle y Vista Capital para controlar Orizonia, es propietaria de empresas como Condor Vacaciones, Viajar.com y Rumbo.es (joint venture con Telefónica), así como de Luabay, Smilo, Kirunna y Vibo (antigua Viajes Iberia) para operar sus divisiones de hoteles, servicios, grandes viajes y red de oficinas.

El grupo presidido por Fernando Conte, antiguo presidente de Iberia, y dirigido por Pepe Duato emplea a cerca de 5.000 personas. Debido a la caída de la facturación, la empresa contempla distintas medidas de ajuste, como la venta de activos o un ajuste de su plantilla. Por este motivo, resolver la actual situación de manera satisfactoria será un balón de oxígeno para una compañía que se vio afectada en 60 millones por la quiebra de Viajes Marsans. El grupo factura unos 2.500 millones de euros y cerró 2011 con unas pérdidas de más de 40 millones.

< |||| > 1 2 3 4 5