Un mes más el espacio aéreo español es el que presenta mayores dificultades para la navegación aérea. Según el último informe de Eurocontrol relativo al mes de junio, Madrid y Barcelona son en segundo y tercer lugar, los aeropuertos con mayores retrasos de todo el continente, tan sólo superados por el aeródromo alemán de Frankfurt.

Frankfurt contabilizó en junio un total de 8.885 minutos de retrasos, mientras que en el centro de control de Madrid hubo 6.482 minutos y Barcelona contabilizó un total de 6.298 minutos de demora. Con ello el Aeropuerto de Madrid-Barajas sigue la tendencia de los últimos meses, en que ha sido líder en retrasos.

Mientras el aeropuerto alemán presenta retrasos a causa de problemas con las infraestructuras aeroportuarias –acaba de poner en marcha una nueva torre de control- y las inclemencias meteorológicas, en Madrid y en Barcelona los problemas se encuentran en la capacidad de control del tráfico aéreo.

En términos generales, el tráfico aéreo en Europa aumentó en junio un 1,1% en comparación al mismo mes de 2010, mientras que en lo que va de año ya ha crecido un 3,8% con respecto al mismo periodo del año pasado.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Iberia – Guia para entender la huelga y no morir en el intento

Después de tres meses de intensas negociaciones, la relación entre Iberia y los sindicatos de tierra y tripulantes de cabina (TCP) parece haberse quebrado de manera definitiva. La antigua aerolínea de bandera española afronta la que va a ser la mayor huelga de su historia. Los representantes de los trabajadores han convocado 15 días de paros de 24 horas que comienzan mañana día 18 y se prolongará hasta el día 22. En marzo habrá nuevos paros, del 4 al 8 y del 18 al 22.

La huelga afectará también a algunas de las 120 compañías a los que presta servicios de asistencia en tierra (handling), entre las cuales las más perjudicadas son las de su propio grupo —Iberia Express, Vueling y Air Nostrum.

Vuelos cancelados

En total, el grupo dejará en tierra durante estos cinco días de paros más de 1.220 vuelos, de los que 415 corresponden a Iberia (un 39% de los 1.062 programados); 354 a Vueling (un 29% del total); 357 a Air Nostrum, y 96 a Iberia Express (un 30%). Sólo mañana se han cancelado 236 vuelos, de los que 81 corresponden a Iberia, 20 a Iberia Express, 78 a Vueling, y 57 a Air Nostrum. [El Ministerio de Fomento ha fijado servicios mínimos para el 100% de los vuelos con Canarias y Baleares, entre islas en ambos archipiélagos y entre las ciudades peninsulares y Melilla, así como para el 50% de los vuelos al extranjero.

Cambios o reembolsos:

Iberia ha publicado en su web toda la información relativa a cada uno de los vuelos que podrían verse afectados por las jornadas de paros. Si tiene reservado un vuelo que pueda estar afectado, la compañía recomienda consultar el estado del mismo desde llegadas y salidas antes de ir al aeropuerto. Puedes hacerlo aquí.

Los clientes que tengan un billetes formulario Iberia (IB075) con cualquier vuelo cancelado y operado por Iberia o Iberia Regional Air Nostrum, Iberia Express, American Airlines y British Airways con código IB, durante los días de la huelga, podrán solicitar un cambio sin penalización (aunque la tarifa no lo permita) , excepto los vuelos con código, IB5XXX e IB7XXX por tratarse de vuelos operados por otras compañías.

El cambio debe solicitarse en los teléfonos 900 100 480 ó 902 400 500 (en llamadas desde España). Para vuelos cancelados y operados por Iberia, puedes solicitar online el reembolso de su billete, pinchando aquí. La aerolínea también informa y responde sobre las dudas de los viajeros en sus cuentas de Twitter (@Iberia) y Facebook (facebook.com/iberia).

¿Por qué se produce la huelga?

El pasado 9 de noviembre, IAG, el holding de la fusión de Iberia con British Airways (BA), presentó un plan de reestructuración que incluía el despido de 4.500 empleados y un recorte de capacidad del 15% en 2013 para centrarse únicamente en «las rutas rentables». En concreto, la compañía se deshará de 25 aviones, 20 de corto y medio radio y cinco de largo.

Esta opción representaba el llamado «plan duro», ya que apenas un mes después de anunciar el programa de transformación, el 17 de diciembre, alcanzaron en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) un principio de acuerdo que respondía a las demandas de los sindicatos: se priorizaba la utilización del Expediente de Regulación de Empleo vigente en la aerolínea (el ERE 72/01), con el fin de que dos de cada tres salidas se cubrieran mediante prejubilaciones. Además, ampliaban el horizonte del plan de viabilidad hasta 2017. Este texto finalmente quedó en agua de borrajas, ya que el consejo extraordinario del pasado día 1 de febrero determinó seguir adelante con el plan inicial.

Fuente: abc.es

 

< |||| > 1 2 3 4 5