Las nominadas a La Peor Empresa del Año son Bankinter, Movistar, Power Balance, Ryanair y Vodafone. Este miércoles 23 de febrero se ha abierto el plazo para las votaciones, que se prolongará durante veintiún días hasta el 15 de marzo, Día Mundial de los Derechos de los Consumidores.

FACUA-Consumidores en Acción organiza por segundo año estos premios, con tres categorías: La Peor Empresa, La Peor Práctica Empresarial y El Peor Anuncio de los últimos doce meses.

Los consumidores pueden votar a sus favoritos en la página web FACUA.org/lapeorempresa.

Ryanair. La compañía irlandesa es líder en reclamaciones en el sector aéreo por su sistemático incumplimiento de la legislación y una larga lista de abusos y fraudes con los pasajeros. De ellos se burla no dando respuesta a sus reclamaciones o haciéndolo en inglés, generalmente para negarles el pago de las compensaciones por cancelaciones y grandes retrasos o la devolución de recargos cobrados ilegalmente.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Solo 8 aeropuertos españoles se salvan de los numeros rojos

Sólo ocho aeropuertos españoles se salvaron de la quema de los números rojos en 2012, dos menos que en 2011. El conjunto de aeródromos de la red de Aena perdió 70,78 millones. La nota positiva es que estas pérdidas, pese a que el número de pasajeros cayó el 5%, son muy inferiores a las registradas en 2011, cuando se situaron en 220,5 millones. La negativa es que esta reducción se debe básicamente al esfuerzo de Barcelona-El Prat, que se anota ganancias, y de Madrid-Barajas. Sin tener en cuenta a los dos grandes aeropuertos, el gestor habría perdido 27 millones más que en 2011.

MÁLAGA, EL QUE MÁS PIERDE

De los aeropuertos que tuvieron un resultado negativo en 2011, sólo 12 lo mejoraron el año pasado, a pesar de los planes de austeridad impuestos desde el Ministerio de Fomento. Entre los que han conseguido limitar los números rojos, destaca Madrid-Barajas, que pasó de ceder 94,98 millones a 13,07.

Mientras, 27 ahondaron en sus pérdidas. El aeródromo de Málaga es el que más pierde, 23,52 millones, seguido del de Santiago, que ha pasado de 5,53 millones a 19,73 millones en un solo año. Vitoria (-17,27 millones), La Palma (-16,1 millones) y Torrejón (-13,31 millones), se sitúan igualmente a la cola.

A mediados de 2012, el Ministerio de Fomento aprobó el Plan de Eficiencia Aeroportuaria para 19 infraestructuras de menos de 500.000 pasajeros anuales . Con él pretendía limitar las pérdidas de los aeropuertos pequeños. Pues bien, en un contexto de fuertes descensos en el número de pasajeros, tan sólo los aeródromos de Badajoz, Huesca y León y los helipuertos de Algeciras y Ceuta lograron mejorar sus resultados.

El deterioro del tráfico de pasajeros continuó el año pasado. Así, cayó el 5%, hasta los 194 millones de viajeros. Tan sólo 10 aeropuertos mejoraron sus cifras. En este contexto, las inversiones millonarias que se hicieron en su momento siguen pesando como una losa en los balances de las infraestructuras. La deuda conjunta creció el 2,45%, al pasar de 12.313 millones a 12.615.

Del total, únicamente siete aeropuertos consiguieron reducir su endeudamiento. El que más, pese a incurrir en pérdidas, fue el de Alicante (-6,16%). Le siguieron dos de los que peores resultados obtuvieron el año pasado, Vitoria (-4,59%) y Málaga (-4,36%). Barcelona-El Prat (-1,58%), Córdoba (-0,80%), Bilbao (-0,72%) y Girona (-0,21%), completan la lista. Madrid-Barajas, por su parte, la aumentó el 0,68% y se mantiene con la mayor deuda de toda la red, 5.565 millones, por muy lejos de El Prat (1.672 millones).

< |||| > 1 2 3 4 5