En la industria se ha ido modificando la normativa del equipaje gratuito en las rutas a Norteamérica. Hasta la fecha SWISS no ha realizado ningún cambio, no obstante ve conveniente adaptarse a las modificaciones que se han producido en el mercado.

Para billetes emitidos a partir del 1 de marzo de 2011, se aplicará a los pasajero de SWISS que viajen en clase Economy entre Norteamérica (EE.UU., Canadá y Méjico) y Europa, una política de equipaje gratuito revisada.

Una pieza facturada gratis con un peso máximo de 23kg y unas dimensiones de 158 cm (L+A+A).

Una segunda pieza de equipaje facturado con el mismo peso y dimensiones que la primera pieza estará sujeta a un cargo de 40€. 

El cargo actual por otras piezas adicionales facturadas o con mayor peso, entre 24kg/51lbs – 32kg/70lbs permanece sin cambios.

El cargo por la segunda pieza se puede pagar a través swiss.com o en el mostrador de billetes de SWISS en el aeropuerto. La opción de Internet está disponible tanto para clientes como para agencias.

La franquicia de equipaje gratuito para pasajeros de clase First y Business, así como para pasajeros con status Miles & More (Star Alliance Gold Members, HON Circle, Senators and Frequent Traveller) permanece igual.

Todos los pasajeros SWISS seguirán teniendo la posibilidad de facturar un equipo de esquí sin coste.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Santiago de Chile – Paraiso Volcanico junto al Pacifico

Ofrece a los visitantes altos conos volcánicos, majestuosos bosques y belleza en cada esquina; Chile está entre los mejores destinos de Sudamérica para explorar la naturaleza. La capital, Santiago, se halla en el interior con los Andes de fondo. La quinta ciudad de Sudamérica, Santiago, es asimismo una de las más modernas ciudades del continente. La región ofrece una gran variedad de lugares y actividades, desde el esquí a las playas del Pacífico a sólo hora y media en coche de la ciudad. Para los amantes de la enología, una escapada al valle de Maipú ofrece una infinidad de fértiles y bellos viñedos.

Desde el aeropuerto
El Aeropuerto Internacional Santiago Benítez se encuentra a unos 17 km del centro de la ciudad, y el trayecto no debería llevar más de 15 ó 20 minutos si no es hora punta.

El autobús es la forma más económica de ir del aeropuerto al centro, y existen dos opciones: El centropuerto cuesta 1400 pesos (2.40€) y pasa cada 10-30 minutos parando junto al metro de Los Héroes. Desde allí puede tomar un tren, taxi o autobús urbano. La segunda opción es Tur Bus, que cuesta 1200 pesos (1.85€) y pasa cada 30 minutos.

El taxi es la opción más cara, con un coste entre los 10000 pesos y los 14500 (16 – 22€) desde la parada. Es algo más barato tomarlo en la propia calle (sobre 8000 pesos) y es más fácil regatear el precio si le apetece.

Los minibases ofrecen también servicios puerta a puerta y cuestan entre 3200 y 4500 pesos (5-6€). Es una furgoneta compartida que para periódicamente para dejar a los pasajeros, por lo que tardará más que con un taxi.

Moviéndose
Hay tres opciones para moverse por santiago. Metro, bus y taxi. El metro es sencillo y opera de 0630h a 2230h. Hay planos en todos los andenes . Las tarifas van de los 370 a los 460 pesos (de 0.64€ y 0.80€). Un billete de autobús cuesta 290 pesos (0.36€). El sistema municipal de transporte, denominado La Micro, cuenta con autobuses amarillos fácilmente reconocibles, pero los turistas necesitarán un plano de rutas para saber cuál línea coger. Las cabeceras de línea siempre se indican en la parte delantera. Hay multitud de taxis y pueden parase por la calle, sobre todo en la avda. Libertador Bernardo, la avenida principal, popularmente conocida como La Alameda. Los que tienen el techo amarillo sólo circulan por el centro.

¿Qué hacer?
Santiago está dividido por el río Mapocho, que va de este a oeste y desciende hacia una planicie aluvial. La mayoría de los museos y monumentos están a lo largo de la Alameda, junto a la Vía Norte Sur. El parque O’Higgins junto al centro de la ciudad, tiene un lago, una piscina, posta de patinaje, merendero, kiosko de música, un acuario y los museos de los Insectos y de la Fauna.

Cinco manzanas al sur del río siguiendo la Alameda, está la Plaza de Armas, en el mismo corazón de Santiago. Puede pasear a lo largo de Mapocho, donde encontrará muchas pequeñas plazas y el Museo de Bellas Artes. Pare en el Mercado Central, de estilo inglés, donde los vendedores venden toda clase de productos exóticos. Al otro lado del río encontrará muchos cafés y restaurantes. Si lo que busca es dar largos paseos, vaya al Parque Metropolitano. Hay un zoo y muchos merenderos para disfrutar de una soleada tarde. Para unas vistas preciosas de la ciudad tome el funicular, tren, autobús o ande hasta lo más alto del Cerro San Cristóbal.

Restaurantes
La escena gastronómica santiaguense ha renacido, y los comensales podrán encontrar decenas y decenas de restaurantes innovadores que sirven cocina Chilena moderna, así como platos étnicos. El centro de Santiago está enfocado a los clientes de negocios, y la mayoría de los restaurantes abren sólo a mediodía. Es posible comer barato en el centro: la mayoría de los restaurantes tiene un menú del día que por 3-6€ incluye 2 platos, bebida, vino, café y postre. Bellavista es, quizás, el centro gastronómico más popular. Este paraíso artístico e intelectual ha dado lugar a una infinidad de modernos restaurantes chilenos, cubanos, mediterráneos… Hay que recorrer bien las calles para encontrar lo que más le apetezca.

Europeo: Calificado como uno de los mejores restaurantes de Santiago, Europeo cuenta con un chef y propietario, Carlos Anwandier, que prepara deliciosa cocina francesa con un toque de gourmet italiano. El ambiente es de una elegancia subestimada y el menú ofrece una selección de temporada de exquisitos aperitivos y entrantes. También tiene una amplia carta de vinos chilenos e internacionales para elegir. Situado en Alonso de Córdoba 2417, Santiago.

Como Agua Para Chocolate: En el barrio de Bellavista, ofrece una atmósfera típicamente chilena llena de mesas y sillas de madera, y con un balcón sobre el comedor y una fuente entre las mesas. El nombre se debe al libro y película españoles. En el menú encontrará algo para cada paladar, desde pescado a chuletas, pero siempre al estilo chileno. Se encuentra en Constitución 83, Santiago.

< |||| > 1 2 3 4 5