Ryanair amenaza con echar a los pasajeros que no lleven tarjeta de embarque.

Ryanair ha amenazado con rechazar a los pasajeros que se presenten en el aeropuerto sin su tarjeta de embarque, en respuesta a la sentencia de un tribunal español que consideró abusiva la política de la aerolínea irlandesa de bajo coste de cobrar una penalización de 40 euros a quien no la lleve.

La aerolínea informó de que está considerando dejar de emitir tarjetas de embarque en los aeropuertos en los que opera, lo que impediría a los pasajeros con billete subir al avión.

Ryanair reformó hace dos años el tradicional servicio de atención a los viajeros en los aeropuertos, suprimiendo la mayor parte de los mostradores de facturación y anunciando que todos sus pasajeros debían imprimir sus tarjetas de embarque antes de viajar si no querían afrontar un pago extra por la gestión.

El servicio quedó reducido a los puestos de entrega de equipaje, previa presentación del documento de facturación (check in).

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Ryanair lanzará una agresiva rebaja de tarifas para contrarestar la caida de la demanda e ingresos

Ryanair ha bajado su previsión de beneficios debido a la caída de la demanda en Europa y al aumento de la competencia.

La compañía aérea irlandesa de bajo coste Ryanair anunció ayer que no podrá cumplir con los objetivos de beneficios fijados para todo este año, debido a la caída de reservas por la creciente competencia y la depreciación de la libra esterlina.

Las acciones de la compañía irlandesa, que cayeron ayer hasta en un 15%, arrastrando en su caída a otras aerolíneas.

“Esta es una declaración sorprendente y viene en contra de algunos de los comentarios hechos por la compañía en su encuentro de junio con los inversores”, señaló Donal O’Neill, analista de Goodbody Stockbrokers.

La aerolínea, que en los últimos años ha batido sistemáticamente sus previsiones de beneficios, indicó en un comunicado que éstos podrían situarse en la banda baja de su horquilla, fijada entre los 570 a 600 millones de euros.

Las compañías europeas han estado luchando durante la crisis de estos últimos años con las débiles economías, los altos precios del combustible y las costosas actualizaciones de la flota. Mientras que a Ryanair le ha ido mejor que a la mayoría de las aerolíneas, gracias a su política centrada en los precios bajos, se enfrenta ahora a la competencia de otras compañías que persiguen obtener beneficio en el segmento económico del mercado.

Como medidas para limitar el impacto en sus cuentas dejará en tierra cerca de 80 aviones, en vez de los 50 que tenía previsto, por lo que reducirá su oferta en alrededor de 80 millones de plazas.
Además, la lowcost ejecutará una agresiva rebaja de tarifas especialmente en Reino Unido, Irlanda y España.

< |||| > 1 2 3 4 5