Almeida Viajes obtiene la norma de calidad ISO 9001 en gestión y comercialización de franquicias

Almeida Viajes ha conseguido recientemente la norma de calidad ISO 9001:2008 en gestión y comercialización de franquicias de agencias de viajes, tras un riguroso proceso de auditorías elaboradas por la certificadora internacional Bureau Veritas Certification. Después de haber apostado por la Q de la Calidad, Almeida Viajes ha dado un paso más en su política de calidad con la noma ISO 9001:2008, que está basada en ocho prinicipios de gestión de calidad, fundamentales para una buen desarrollo empresarial: orientación al cliente, liderazgo, participación del personal, enfoque basado en procesos, enfoque de sistema para la gestión, mejora contínua, enfoque basado en hechos para la toma de decisión y relaciones mutuamente beneficiosas con el proveedor.

Gracias a la implantación de este nuevo sistema de calidad Almeida Viajes demuestra su compromiso para proporcionar productos y servicios que satisfagan a sus franquicias y clientes. La ISO 9001:2008 es un medio para mantener y mejorar la eficacia y la adecuación del sistema de gestión de calidad de la franquicia, de sus recursos y estimular a la empresa en un proceso de mejora continua. Esta certificación constata una vez más la apuesta de Almeida Viajes por la calidad de sus servicios en todos los sentidos, hacia la gestión y comercialización de sus agencias y hacia los servicios turísticos de calidad, con la Q de Calidad Turística.

“Buscamos la excelencia y mejora continua en nuestros procesos de gestión y comercialización por lo que continuaremos desarrollando nuevos métodos de trabajo y plataformas tecnológicas que nos permitan seguir manteniendo y avanzando en nuestros estándares de calidad”, comenta Inmaculada Almeida, Directora General de Almeida Viajes.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD: En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, sus datos no serán utilizados para enviar correos electrónicos no solicitados ni serán facilitados a terceros .

Dejar comentario

*

Orizonia intenta eludir concurso de acreedores a la espera de refinanciar su deuda

Orizonia, uno de los principales conglomerados turísticos del sector, ha rechazado la oferta de compra que Barceló había puesto sobre la mesa para adquirir el grupo turístico que preside Fernando Conte, oferta que incluía una inyección de capital de 60 millones de euros.

Hasta la fecha, Carlyle era el mayor accionista de la compañía turística, adquirida a la familia Fluxá (Grupo Iberostar) por 900 millones de euros en 2006. El private equity estadounidense tenía el 55% del capital de Orizonia, mientras que el 36% restante estaba en manos de Vista Capital, que seguirá con una posición minoritaria. En los próximos días, cuando se firme la refinanciación, la sociedad inversora del Santander ayudará a ICG conformar un nuevo núcleo duro tras la conversión de unos 230 millones de euros de deuda subordinada en capital.

La recomposición accionarial se va a producir porque Vista Capital e ICG (ya tenía el 5%) han acordado aportar más capital para salvar a la compañía de caer en manos de la banca. Según varias fuentes próximas a las conversaciones, la inyección de dinero fresco ronda los 80 millones de euros, una ampliación de capital a la que se ha negado a participar Carlyle. La sociedad estadounidense ha rechazado poner más fondos en Orizonia, lo que unido a la conversión de parte de la deuda subordinada en acciones le dejará sin apenas participación en la compañía.

La refinanciación y el consecuente cambio de dueños se firmarán en los próximos días, según distintas fuentes financieras. De esta manera, Orizonia se queda con una estructura de pasivo “flexible” y acorde a los ingresos y al beneficio operativo esperado para que pueda seguir su actividad tradicional. Iberotravel Vacations Holding, la instrumental participada por Carlyle y Vista Capital para controlar Orizonia, es propietaria de empresas como Condor Vacaciones, Viajar.com y Rumbo.es (joint venture con Telefónica), así como de Luabay, Smilo, Kirunna y Vibo (antigua Viajes Iberia) para operar sus divisiones de hoteles, servicios, grandes viajes y red de oficinas.

El grupo presidido por Fernando Conte, antiguo presidente de Iberia, y dirigido por Pepe Duato emplea a cerca de 5.000 personas. Debido a la caída de la facturación, la empresa contempla distintas medidas de ajuste, como la venta de activos o un ajuste de su plantilla. Por este motivo, resolver la actual situación de manera satisfactoria será un balón de oxígeno para una compañía que se vio afectada en 60 millones por la quiebra de Viajes Marsans. El grupo factura unos 2.500 millones de euros y cerró 2011 con unas pérdidas de más de 40 millones.

< |||| > 1 2 3 4 5